Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Chismes

¡Le gusta ver el mundo arder! Poncho de Nigris enoja a su esposa al escuchar audio de Karely Ruiz

Marcela Mistral mostró su molestia con su pareja al recordarle a su enemiga número uno.

Por Irma Montiel

¡Le gusta ver el mundo arder! Poncho de Nigris enoja a su esposa al escuchar audio de Karely Ruiz(Instagram)

¡Le gusta ver el mundo arder! Poncho de Nigris enoja a su esposa al escuchar audio de Karely Ruiz | Instagram

MONTERREY, NL.- Poncho de Nigris hizo enojar a su esposa Marcela Mistral al escuchar el audio que baila Karely Ruiz, su enemiga número uno.  

Fue a través de su cuenta de TikTok donde el actor de 46 años compartió un video escuchando el famoso audio. Sin embargo, cuando Marcela lo escuchó se molestó. 

En las imágenes se ve a Poncho de Nigris grabando a su esposa, quien sale del baño bastante molesta y le arroja un trapo a su marido.

Al ver esta reacción, el famoso voltea a la cámara y graba a su bebé recién nacido Antonio de Nigris.

Luego de que el video lograra casi 10 millones de reproducciones, algunos seguidores le comentaron que ni el diablo se había atrevido a tanto. 

"Yo sí entendí por qué se enojó”; “No sé cómo Poncho aún sigue casado”; “El audio de su mejor amiga”; “Se ve que Marcela aún está pendiente de Karely”; “Ni el diablo se atrevió a tanto”; "Le gusta ver el mundo arder", fueron algunos de los comentarios. 

 

¿Por qué se enojó Marcela Mistral con Poncho de Nigris?

Marcela Mistral se enojó con Poncho de Nigris porque en el pasado tuvo una fuerte pelea con Karely Ruiz en el programa “Mitad y mitad juegos de amor” de Multimedios, donde la enfrentó por tener un millón de seguidores gracias a que vendía sus nudes.

Cabe mencionar que en otras entrevistas, Karely Ruiz comentó que lo que pasó en ese programa fue cien por ciento real y no le contestó por respeto. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de En el Radar en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones