En El Radar

En El Radar / Series y Peliculas / Carlos Bonavides

"SNSerio": Carlos Bonavides finge infarto al recibir choques en programa en vivo

El actor de 81 años preocupó a las invitadas y conductores del programa "SNSerio".

MONTERREY, NL.- Tremendo susto y escándalo que generó Carlos Bonavides después de que se le ocurriera fingir un infarto en el programa en vivo de “SNSerio” de Multimedios.

Todo ocurrió la noche de este jueves, 01 de septiembre, cuando el actor de 81 años, acudió como invitado al programa de Enrique Mayagoitia y Adrián Marcelo, siendo este último suplido por Pedro Prieto.

En El Radar: imagen de artículo

En este programa Carlos Bonavides, conocido por su personaje de Huicho Dominguez en la telenovela de “El premio Mayor” (1995), contó algunas anécdotas de su carrera artística y se prestó para jugar a los choques durante un segmento de le emisión nocturna.

Sin embargo, cuando el actor recibió su descarga eléctrica fingió que le estaba dando un paro cardíaco, lo que generó que tanto los conductores como las invitadas: Anita González, diputada de Monterrey, y la actriz Amaranta Ruiz, quedaran en shock.

Te puede interesar: Carlos Bonavides es hospitalizado de emergencia a causa de una bacteria

En las imágenes que fueron compartidos por el programa de Multimedios, se ve a Carlos Bonavides sosteniendo dos mancuerdas para recibir la descarga eléctrica que le fueron asignadas como castigo de la dinámica, pero en un momento se lleva la mano al pecho y se desploma en el suelo.

Al caer, Enrique Mayagoitia le comienza a hablar mientras manda a una pausa y sus compañeros empiezan a decir que ojalá fuera una broma al momento que llaman a los paramédicos.

"¿Qué sientes Carlos?”, le pregunta el paramédico, ya que están fuera del aire, a lo que éste responde entre risas: “¡La verdad nada!”.

En El Radar: imagen de artículo

Inmediatamente los conductores quitaron los rostros de preocupación y le pidieron entre risas que no volviera a hacer eso. No obstante, el actor confesó que esto lo hizo porque se metió en un personaje, por lo que pidió a todos sus colegas que siempre que salieran de casa se despersonificaran.

Afortunadamente el infarto ficticio de Carlos Bonavides no pasó a mayores, aunque destacó que cuando quiso levantarse del piso le dolió una de sus rodillas, pero nada grave.

En esta nota