En El Radar

En El Radar / Chismes / Niurka Marcos

Emilio Osorio, hijo de Niurka y Juan Osorio, revela la forma "salvaje" en que fue educado

El joven se sinceró sobre el trató de sus padres hacia él

Ciudad de México.- Emilio Osorio, reconocido actor de telenovelas como “¿Qué le Pasa a Mi Familia?”, es el único hijo de la pareja conformada por Niurka Marcos y Juan Osorio, quienes estuvieron casados de 1998 a 2003. En una reciente entrevista con TVNotas, el joven de 20 años recordó cómo fue su infancia al lado de sus famosos y polémicos padres.

Mi papá y mi mamá a veces son salvajes a la hora de educar", admitió de manera franca Emilio. "Son de la vieja escuela, lo cual me ha servido mucho; pero me contaron que la primera vez que querían que yo aprendiera a nadar de bebé, mi papá me agarró y me aventó a la piscina", reveló.

Aunque el actor pudo nadar por instinto, enfatizó que no recomienda a los padres que lo hagan de esa manera. Emilio compartió que tras la separación y divorcio de sus padres, tuvo que intervenir como intermediario entre ellos.

"A veces soy el intermediario de ellos. Mi mamá me habla y me pregunta por mi papá, luego mi papá me pregunta por mi mamá. Pero no porque haya algo entre ellos, eso se acabó, más bien lo hacen porque existe un respeto", aseguró.

También te puede interesar: "La Casa de los Famosos México": Emilio Osorio es el tercer habitante confirmado

¿Cómo es la convivencia con Niurka?

Emilio Osorio también habló sobre la convivencia con su famosa madre, conocida por su participación en polémicas y escándalos.

"Te lo diré de una forma muy metafórica: dependiendo de lo delicada de la rosa, son las espinas que trae, y mi mamá está llena de espinas", afirmó. Además, describió a Niurka como una persona delicada, sensible, amorosa y sobreprotectora, que no trata mal a nadie, sino que se defiende.

Actualmente, el joven actor vive bajo el mismo techo que su padre, quien solía ser su manager. Sin embargo, Emilio compartió que decidieron dar un paso adelante y que él debe caminar solo.

"Antes era muy fácil señalar a mi papá cuando yo cometía algún error, y empezar a señalar tus propios errores es madurez y dimos el siguiente paso", concluyó.

En esta nota