Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Viral

Presunto ladrón queda ensartado en la reja de un domicilio en Campeche y muere

En su intento de huida cayó desde la ventana del segundo piso y las puntas de una reja atravesaron su torso.

Por María Fernanda García

Foto: Tomada de redes/Enelradar

Foto: Tomada de redes/Enelradar

Campeche, Quintana Roo.- En Campeche, un supuesto ladrón murió cuando en su intento de huida cayó desde la ventana del segundo piso y quedó ensartado en las puntas de una reja en un domicilio del barrio de San José.

En un video que circula en diferentes redes sociales, se aprecia el momento en el que el sujeto pide auxilio a los vecinos del lugar, puesto que las varillas de la reja que delimita el estacionamiento atravesaron el torso del hombre.

Además de pedir auxilio, grita de dolor y a la vez se desangra, pero los lugareños no hicieron nada al respecto, puesto que era una persona identificada que a diario les robaba sus pertenencias.

Los hechos se registraron la anoche del domingo, cuando un sujeto brincaba por los techos de ese rumbo, buscando algún predio sin moradores para poder entrar a robar.

Para ver el video completo da clic aquí: Ladrón cae en su intento de huida, quedando ensartado sobre los fierros de una reja

Sin embargo, el sujeto fue sorprendido por varios habitantes de la colonia, quienes comenzaron a gritarle que ya se había dado parte a las autoridades, por lo que el individuo trató de darse a la fuga.

Ante esto, trató de fugarse de un segundo piso, pero perdió el equilibrio y cayó sobre la herrería, quedando su dorso incrustado de la reja, hechos ocurridos sobre la calle privada Ignacio Ayala.

Al final, solicitaron la presencia de los paramédicos, quienes demoraron varios minutos en llegar. Tras el arribo de los elementos, el supuesto ladrón ya había fallecido presentar perforación de intestinos.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de En el Radar en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones