Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Viral

"Héroe sin capa" regresó más de 10 mil pesos a un abuelito que los había perdido

Hombre de unos 80 años, caminaba por la banqueta y de pronto se le cae una bolsa de plástico con una gran cantidad de billetes, el joven se da cuenta y corre hacía ella para recogerla.

Por María Fernanda García

Foto ilustrativa

Foto ilustrativa

Argentina.- Un joven argentino se volvió viral luego de realizar una noble acción con un ancianito que había perdido su dinero, por lo que dejó claro que aún existen buenas personas en el mundo.

Recientemente, el video circuló en diferentes redes sociales, en el que se observa a Kevin, nombre del "héroe sin capa", trabajando dentro de un negocio cuando se percató que un adulto mayor tuvo el pequeño incidente.

Foto: tomada de redes

Se trata de un hombre de unos 80 años, que caminaba por la banqueta y de pronto se le cae una bolsa de plástico con una gran cantidad de billetes, de manera inmediata el joven corre hacía ella y la recoge.

Ante eso, cualquiera podría pensar que su intención era quedársela y aprovecharse de aquel hombre, sin embargo, el argentino no cayó en la tentación y decidió entregar el paquete al hombre que le confesó que se trataba de un dinero que tenía que llevar al banco. 

Ante el noble acto, las cámaras de seguridad captaron la gran acción, por lo que ahora sirve de ejemplo para ser mejores personas y ayudar al prójimo.

Pasó un señor de unos 80 años que usaba la silla de ruedas como si fuera un bastón porque no podía caminar bien y, desde adentro del local, vi que se le cayó una bolsa. Enseguida salí corriendo, levanté la bolsa y observé que eran fajos de 500 y de 1000 pesos que se los devolví”, contó para el medio Brown OnLine. 

Kevin regresó gran cantidad de dinero

El joven reveló que se trataban de 70 pesos argentinos, que al convertirlos a moneda mexicana son cerca de 12 mil pesos, una cantidad alta que cualquier otra persona hubiera decidido quedarse, pero que Kevin prefirió regresar. 

"No dudé ni un segundo en devolvérselo. Me agradeció, tiró unos chistes, me dijo que tenía que depositarlo en el banco y se fue. Yo me quedé feliz porque hice un acto de bien", concluyó.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de En el Radar en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones