Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Series y Películas

“La historia de Jeffrey Dahmer”: "El Caníbal de Milwaukee" que llegó aterrorizar Netflix

A pocos días de que la historia del asesino serial más peligroso de los Estados Unidos llegara a la plataforma digital ya es un tema de conversación en todos lados. 

Por Irma Montiel

Jeffrey Dahmer(Tomada de Internet)

Jeffrey Dahmer | Tomada de Internet

ESTADOS UNIDOS.- Este miércoles, 21 de septiembre se estrenó en Netflix una de las series más esperada de todos los tiempos: “La historia de Jeffrey Dahmer”, una entrega que narra la vida de uno de los asesinos seriales más peligrosos de Estados Unidos. 

Las peleas de sus padres un punto que lo orilló a tomar otro camino

La historia de Jeffrey Dahmer comenzó tras las peleas que tenían sus padres, lo que lo convirtió en un niño tímido y retraído. De hecho, en esa época se dio cuenta que lo suyo era la disección de animales, pero fue hasta noveno grado, en una clase de biología, que se percató que le gustaba abrir animales tras inspeccionar a un cerdo.

Jeffrey Dahmer de niño. 
Fotografía tomada de YouTube

Lo más aterrador que hizo en esos años fue que se encontró a un perro postrado en una calle y se lo llevó con la idea de separarle los huesos de la carne y reconstruir el esqueleto para venderlo.  

No cumplió con su objetivo, pero hizo algo más cruel: le cortó la cabeza, la clavó en una estaca y la dejó en el bosque que había cerca de su casa. Le dijo a un amigo que se lo había encontrado entre los arbustos, los dos fueron hasta al lugar y él le tomó una foto.

Su primera víctima

En esa parte de su vida, Jeffrey Dahmer solo tenía esta actitud por los animales, pero todo se volvió más perverso cuando cumplió su mayoría de edad y su fantasía era “levantar” a un hombre que le pidiera raite en la carretera con la intención de matarlo y cumplió su objetivo. 

El protagonista de la historia le pegó con una mancuerna y después se masturbó sobre su cadáver. Al día siguiente abrió su cuerpo y volvió a autosatisfacerse, pero ahora sobre sus vísceras. Después despedazó el cuerpo, lo metió en una bolsa y lo guardó en la cajuela de su coche. Se subió a su coche y partió rumbo al basurero más cercano.

De camino al basurero, el asesino fue detenido por la policía. Le hicieron una prueba de alcoholimetría -que pasó- y le preguntaron que llevaba en la cajuela,  a lo que respondió una escusa y lo dejaron ir.

Asustado por este hecho, regresó a su casa con los restos del hombre y los escondió en las tuberías que había en su sótano. Dos años después volvió al lugar, truturó los huesos de y los esparció en su patio.

Nueve años sin matar a nadie

Después de su primer homicidio, el hombre duró nueve años sin matar a nadie, pero en este lapso de tiempo de separaron sus padres y aceptó que era homosexual. También fue obligado a entrar a la universidad.

Jeffrey Dahmer en su graduación de la universidad con su padre
Fotografía tomada de YouTube

Consecutivamente se fue a vivir con su abuela, mejoró su comportamiento, pero sus ganas de asesinar para tener relaciones con un cadáver cada vez eran más fuertes, así que intentó sacar el cuerpo de un cementerio, siendo descubierto por las autoridades, quienes lo detuvieron por ser exhibicionista. 

El tiempo fue pasando y las ganas de quitarle la vida alguien fueron aumentando, así que Jeffrey Dahmer se creó un modus operandi para acabar con sus víctimas: conquistarlas, invitarlas a su depa y estando ahí matarlas para tener relaciones con los cuerpos putrefactos. 

Departamento de Jeffrey Dahmer
Fotografía tomada de YouTube

Se masturbaba con los órganos

Si esto te resulta repugnante, el hombre también guardaba los esqueletos y los coleccionaba como trofeos, algunas partes de los cuerpos como la zona íntima, corazones u otros órganos los congelaban para volver a utilizarlos. 

Jeffrey Dahmer en entrevista con los medios
Fotografía tomada de YouTube

Tracy Edwards la última víctima de Jeffrey Dahmer

"Caníbal de Milwaukee" mató a diecisiete hombres y la historia salió a la luz gracias a que Tracy Edwards, su última víctima logró escapar y pedir ayuda a las autoridades estadounidenses, quienes dudaron de la veracidad de su declaración por su color de piel. 
 

Te dejamos el tráiler de la serie de Netflix

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de En el Radar en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones