En El Radar

En El Radar / Chismes / Melissa Galindo

Melissa Galindo denuncia públicamente a Kalimba por acoso sexual: "Tocó mi vagin*"

Melissa Galindo denunció a Kalimba para que las personas que pasaron por una situación similar alcen la voz. 

CULIACÁN, Sinaloa.- Kalimba una vez más se encuentra en el ojo del huracán, en esta ocasión porque la cantante Melissa Galindo lo denunció públicamente por acoso y tocamientos indebidos.

Fue por medio de una transmisión en vivo en su cuenta e Instagram donde la intérprete de “Vete con ella” narró cómo fue que Kalimba se aprovechó de su poder para tocarla de manera inapropiada hace tres años.

Melissa Galindo detalló que el incidente ocurrió cuando el ex integrante de OV7 la invitó a unirse a su disquera para grabarle un disco, pero después de firmar le pidió que abriera uno de sus conciertos en Monterrey, Nuevo León.

Sin embargo, tras ofrecer esta presentación, Kalimba invitó a todo el equipo a cenar, aunque la mayoría de las personas querían irse de antro, a excepción de ella, que quería regresar al hotel.

En El Radar: imagen de artículo

La cantautora recordó que en esa ocasión su colega estaba pasado de copas y ella solamente había bebido dos martinis. Así que cuando se subió a la camioneta se colocó detrás del asiento del copiloto mientras que Kalimba se puso a un lado de ella, momento en que presuntamente comenzó el acoso.

Yo iba sentada normal y me agarró la rodilla y me empezó a decir que había escuchado muy buenos comentarios de mi proyecto, que le gustaba mucho, que estaba muy emocionado. Le dije: ‘Qué cool, mil gracias por apoyar mi proyecto’”, explicó.

“De pronto sentí que algo tocó mi vagin* o sea su mano la recorrió hacia arriba a mi vagin* y fue como que entré en shock, me cerré [las piernas], pero no dije nada, capaz fue sin querer para qué hago un lío, estoy con su gente, con su equipo, estoy desprotegida, ni al caso de hacer un lío”, agregó nerviosa.

La artista comentó que llegó al hotel y al siguiente día comenzó a salir con uno de sus bailarines, tiempo en el Kalimba no le hizo ninguna insinuación ni intentó enamorarla.

Te puede interesar: “A mí me dolió más”, revela Kalimba sobre su ruptura con Aislinn Derbez

El acoso regresó cuando volvió a estar soltera

Sin embargo, cuando terminó con su novio en medio de la pandemia de Covid-19, recibió varias llamadas del cantante y de su mánager. Al devolverles la llamada, ambos parecían estar bajo los efectos del alcohol, y le hablaban para invitarla a salir con ellos. Melissa se negó, pero tiempo después llegaron a su departamento para buscarla.

La intérprete recordó que en ese momento los sacó de su casa y les dijo que mejor se fueran a la casa de Kalimba a seguir la fiesta, por lo que durante el trayecto, el hermano de M'balia Marichal aparentemente volvió a tocarla

“Primero me abraza y su mano cae en mi pecho […] Me agarra de nuevo la rodilla y me vuelve a decir lo mismo […] y volví a sentir la mano hacia arriba, pero esta vez movió los dedos […] y ahí si me shockee, me volví a cerrar y me fui aterrada a su casa”, indicó la artista.

En El Radar: imagen de artículo

Al llegar a la casa del famoso, Melissa pidió un Uber para regresarse, pero Kalimba aprovechó para seguirla y hacerle comentarios que la incomodaron.

“Me senté en la escalera a pedir el Uber y se acerca para hablar seriamente y me dice: ‘Que rico nos besamos tú y yo, me puse bien caliente’. Y yo: ‘Nunca te he besado’. Él me había invitado a estar en un video de él como actriz, pero eso fue antes de que firmara. (Entonces le dije:) ‘Yo Melissa nunca te he besado, te besó la actriz. Y me empezó a decir: ‘Vamos arriba a una cog**ta rápido, nadie se va a enterar, soy neg** como te gusta’. (Le respondí): ‘¿Es en serio?, dime que estás bromeando”, detalló.

Por último, Melissa Galindo señaló que cuando llegó a departamento le llamó a su abogado para terminar el contrato que tenía con Kalimba y su disquera. La cantante explicó que hizo pública su denuncia para que las personas que pasen por una situación similar, levanten la voz sin tener miedo.

En esta nota