En El Radar

En El Radar / Chismes / Susana Zabaleta

Hija de Susana Zabaleta opina sobre su relación con Ricardo Pérez de La Cotorrisa: "Para el amor no hay edad"

Elisabetha Gruener, hija de Susana Zabaleta, comparte su perspectiva sobre la diferencia de edad entre su madre y el comediante Ricardo Pérez.

En el mundo del entretenimiento, las relaciones a menudo generan titulares, y la reciente revelación de la relación entre Susana Zabaleta y Ricardo Pérez de La Cotorrisa no ha sido la excepción. La actriz y el comediante han sorprendido a muchos con su vínculo afectivo, especialmente por la marcada diferencia de edad que existe entre ellos: 30 años. Susana, de 59 años, y Ricardo, de 29, han decidido no ocultar su amor y han compartido detalles de su relación en el popular podcast "La Cotorrisa", conducido por el propio Pérez y su colega Slobotzky.

Para el amor no hay edad

Esta noticia ha generado interés y especulación, especialmente entre los seguidores de la talentosa actriz. Ante las numerosas preguntas y comentarios sobre la relación, la hija de Zabaleta, Elisabetha Gruener, también conocida por su trabajo en el teatro, fue abordada por la prensa para conocer su opinión al respecto.

En respuesta a las preguntas sobre el sorprendente noviazgo de su madre, Gruener optó por una postura reflexiva y respetuosa. "Yo no sé, qué… Siguiente pregunta", comentó con una sonrisa. Sin embargo, agregó: "Pero sí, definitivamente, para el amor no hay edad, y creo que las relaciones son de dos, y claro que está padre el chisme y está padre opinar, pero creo que solamente las personas que están dentro de esas relaciones, son los que saben qué sucede, y qué es, y pues, hay que dejarlo así".

Con estas palabras, Gruener dejó claro que, aunque respeta la curiosidad del público y reconoce que el tema puede generar interés, considera que la intimidad de la relación entre su madre y Pérez debe ser respetada y que solo ellos conocen los detalles reales de su conexión.

En resumen, la hija de Susana Zabaleta ofrece una perspectiva sabia y madura sobre la situación, recordando que el amor no conoce límites de edad y que cada relación es única y privada para quienes la viven.

En esta nota