Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Viral

Socorrista atendió llamado del tiroteo en Texas y encontró muerta a su hija: "¿Por qué le disparó a mi bebé?"

Amerie Jo Garza, de 10 años, es una de las 21 víctimas del tiroteo en Texas.

Por Irma Montiel

Ángel Garza junto a su hija Amerie Jo(Facebook)

Ángel Garza junto a su hija Amerie Jo | Facebook

ESTADOS UNIDOS.- La triste historia de un socorrista que atendió el llamado de emergencia de la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, conmocionó al mundo entero al enterarse que su hija era una de las víctimas. 

El asistente médico de emergencia, Ángel Garza, contó a “CNN” que el martes, 24 de mayo, asistió en apoyo de emergencia al plantel escolar, sin embargo, era el mismo donde estudiaba su hija de 10 años.

Indicó que al llegar al lugar, una de las alumnas le pedía auxilio porque le habían disparado a su mejor amiga y no respiraba. 

Foto: EFE

Una niña estaba cubierta de sangre de pies a cabeza y pensé que estaba herida. Le pregunté qué había pasado y me dijo que estaba bien, pero estaba histérica diciendo que le habían disparado a su mejor amiga, que mataron a su mejor amiga ya que no respiraba", dijo Garza al periodista Anderson Cooper, de CNN.

Conmocionado por lo que le estaban diciendo, el socorrista le preguntó a la menor el nombre de su amiga herida, y ella le respondió: “Amerie”.

Te puede interesar: Papá se hace viral al cuidar la puerta de la escuela de su hijo en Texas

De esta manera, fue como el padre de familia se enteró de la muerte de su hija Amerie Jo Garza, de 10 años, quien murió a manos de Salvador Ramos, un joven de 18 años. 

Inmediatamente, Ángel Garza se apresuró a las instalaciones donde estudiaba su hija, y miró como las autoridades comenzaban a sacar a los niños de los salones de clases.

Tras varias horas de búsqueda, el socorrista encontró el cuerpo de su hija a quien describió como una niña dulce y creativa, que no se metía con nadie. Era la hermana mayor de un niño de 3 años.

Hace dos semanas, la menor festejó sus diez años. Le hicieron una cena y le regalaron un celular que tanto anhelaba, con el cual intentó llamar al 911 para rescatar a sus compañeros de clase.

Horas antes de la masacre en la primaria, Amerie recibió un colorido cuadro de honor por su desempeño escolar, ya que festejaban su última semana de clases.

"Era tan dulce. Nunca se metía en problemas, solo quiero saber ¿qué hizo para ser una víctima?... Intentó llamar a la policía y supongo que solo le disparó, pero ¿Cómo miras a esta niña y le disparas?, ¡Oh, mi bebé! ¿Por qué le disparó a mi bebé?", expresó entre lágrimas.

Foto: tomada de redes sociales.

Descanse en paz.
 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de En el Radar en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones